Archivo del blog

Se pueden hacer las cosas mal, muy mal o peor. Zapatero ha optado por hacerlas de mal en peor. Para seguir manteniendo una disposición transitoria en la Ley de Economía Sostenible, que según nos contó en mayo pasado iba a ser la ley más importante de la legislatura, la nueva propuesta explicada hoy por el Ministro de Justicia tiene tintes surrealistas: hay que modificar varias leyes orgánicas y otras tantas leyes. No mínimo de cuatro.

Todo para seguir igual.

Porque lo que nos quieren intentar explicar con la introducción de un juez de la Audiencia Nacional en el proceso, (de la Audiencia Nacional!!!) es que cumplen con las palabras de Zapatero cuando desautorizó a Sinde. Y en realidad, sigue siendo prácticamente lo mismo que había sobre la mesa: un juez intervendrá para asegurarse de que no hay colisión de derechos fundamentales, pero no entrará en el fondo del asunto y autorizará al Ministerio de Cultura a ordenar el cierre o bloqueo de la web en cuestión. No entrará en el fondo del asunto porque en cuatro días sólo asegurará que no se vulneren otros derechos al ordenar el cierre y significará que la potestad de decisión sigue estando en la Comisión de Propiedad Intelectual creada al efecto, y a partir de ese momento, se abrirá un maravilloso mundo de agotamiento de plazos en la administración contenciosa administrativa para demostrar tu inocencia mientras tu web sigue cerrada.

Si bien han modificado el planteamiento inicial de regular el procedimiento vía reglamento como nos filtraron en El País, para hacerlo por Ley, no deja de ser aberrantes varias de las cuestiones que se plantean.

Sólo desde la lógica de considerar el derecho a la propiedad intelectual como derecho fundamental se justifica la modificación legislativa que se pretende. El Ministro Caamaño lo ha dicho hoy: la propiedad intelectual es un derecho fundamental”. Y no lo es.  Se quieren modificar la Ley Orgánica del Poder Judicial y la Ley Reguladora de la Jurisdicción Contencioso-Administrativa, además de otras tantas leyes, y lo que es peor, a mi juicio, pervirtiendo gravemente el ordenamiento jurídico, ya que el contencioso-administrativo regula las actuaciones que se deriven de las actuaciones de las Administraciones Públicas sujetas al derecho administrativo, por lo que se puede deducir que el Ministerio de Cultura va a ser titular de las demandas contra los editores de las páginas web y no los autores o particulares que consideren vulnerados sus derechos. En caso de perder esa demanda y tener que indemnizar al dueño de la página cerrada ya saben quienes vamos a pagar.

Se crea, además, un procedimiento ultrarápido para supuestamente proteger determinados derechos, incurriendo, tal y como está el patio de la justicia en nuestro país, en un privilegio injustificado. Hay miles de demandas en los juzgados tan o más importantes que cerrar una página de enlaces que también merecería esos cuatro días. Vayan ustedes a reclamar un impago de la nómina o un despido improcedente a ver cuanto tarda magistratura en resolver. En un país donde los afortunados ven preescribir sus delitos, suena a cachondeo el asunto. Si además piensas que la misma Audiencia que entiende de terrorismo, narcotráfico o blanqueo de dinero va a ver los casos de enlaces a mp3 de paquito el chocolatero, el esperpento es completo.

Se sigue pensando en que la solución pasa por la prohibición de las descargas, cuando esa batalla está perdida. El día mismo que se apruebe la ley los editores de esas webs de enlaces cambiarán los mismos dirigiéndolos a Google, o a cualquier buscador, ¿Los cerrarán?. Por que ni siquiera modificando nuestro ordenamiento jurídico van a conseguir nada. Más valdría que todos estos esfuerzos dedicados a prohibir fueran en dirección de como compensar justamente a los autores sin tener que poner sus derechos por encima (o a la misma altura) que derechos fundamentales.

Y por último por hoy: Que la ley más importante de la legislatura según Zapatero sea totalmente tapada por el debate de Internet es sospechoso. La primera vez aludimos a la torpeza de Sinde y a la descoordinación para justificarlo. La segunda ya no. A lo mejor lo que se pretende es ello porque la Ley de Economía Sostenible es puro humo y se prefiere que miremos al dedo antes que el bosque.  ¿No contaban que los diputados socialistas estaban indignados porque les habían colado a última hora y sin tiempo esa disposición desde Cultura?. Pues ahora ya no hay excusa que valga y ya veremos con que viajeros emprende unas reformas que necesitan mayoría absoluta.

El que es un PIRATA lo será siempre que pueda, y siempre inventará excusas (como los ladrones) para no sentirse mal moralmente. Lo cierto es que INTERNET está siendo un gran destructor de empleo. En mi caso antes revelaba muchas fotos en mi tienda, pero con internet todo se ha ido al carajo. Tuvimos que despedir a todos los empleados por culpa de “las nuevas tecnologías”. La gente cuelga las fotos en Facebook, ya no revelan sus copias. Algún día a vosotros también os despedirán, porque contra lo gratis no se puede competir. ¿qué fue de esas maravillosas tiendas de discos, videoclubs, etc? Todas han cerrado.

Comentario número 75 en el artículo globo sonda de hoy dedicado al procedimiento para cerrar una web de descargas. O de enlaces. O de…

Para empezar debo decir que lo que dice el titular de la noticia es simple y llanamente opuesto a lo que explica el cuerpo de la misma. El titular asegura que “Las webs de descargas se podrán cerrar en un mes con orden judicial“. Sin embargo, el desarrollo de ese titular desmiente la anterior afirmación explicando el procedimiento del siguiente modo: “Para pedir la cesación de la actividad es preciso una autorización judicial previa, aunque el juez no entra en el fondo del asunto, sino que sólo decide si el organismo solicitantes es pertinente para pedir la suspensión, y con ésta no se vulnera algún derecho fundamental.

Es decir, la web no se cierra con orden judicial, puesto que en el ámbito de decisión del juez no se incluirá la facultad de acordar si ésta se cierra o no por cometer determinados actos ilícitos, sino que se limitará a dirimir si la web está ejerciendo ciertos derechos fundamentales que podrían verse afectados en el procedimiento. Si el juez entiende, por ejemplo, que las webs de enlaces no suponen un ejercicio de un derecho de libertad de expresión o información -lo que es fácil que suceda y que es radicalmente distinto a determinar que la web sea ilícita- el asunto quedaría automáticamente en manos de la comisión del Ministerio de Cultura que será quien decida si esta web infringe derechos de propiedad intelectual y, por lo tanto, si debe o no cerrarse según su propio criterio.

El artículo completo en el blog de David Bravo, que viene a cuento de este artículo de El País y en el que se expone de una forma meridianamente clara, que de ser cierta la noticia tal y como está expuesta, el gobierno sigue erre con la pretensión de quitar a los jueces de en medio a la hora del cierre cautelar de páginas web, dándole esa competencia a una comisión del Ministerio de Cultura.

Erre que erre. No hay peor ciego que el que no quiere ver.

El reciente “Manifiesto en defensa de los derechos fundamentales en Internet” ha sido suscrito por multitud de administradores de webs, bloggers y simples usuarios de la Red de un muy amplio abanico político. Revisando lo escrito y dicho sobre este manifiesto, encontramos que tenemos algunos compañeros “de viaje” realmente incómodos. Junto a quienes apoyan con sinceridad la libre difusión de la cultura en Internet, un grupo de firmantes lo suscribe sólo para oponerse al gobierno de Zapatero desde la derecha más montaraz. Entre ellos encontramos a periodistas que defienden la libre descarga de películas o música desde Internet pero son celosos guardianes de otras formas mucho más injustas y colonialistas de propiedad privada.

La izquierda y la derecha han luchado, luchan y lucharán por la titularidad de los medios de producción, éste es el motor de la historia, impulso que, por obvio, se suele ocultar. En el actual orden mundial, las propiedades intelectual e industrial se han convertido en un instrumento de acumulación de capital más eficaz que ninguna industria o comercio.

La explotación del derecho de autor, lejos de responder a su teórico objetivo, el sustento de los creadores, se ha utilizado como elemento de dominación, como arma al servicio de la casta cultural más acomodaticia con el sistema establecido. En el caso de Estados Unidos, representa un valor estratégico. La riqueza de una nación puede llegar a basarse en la imposición de tasas por utilización de propiedades inmateriales de todo tipo, incluido el uso de semillas o variedades animales patentadas. Desde una óptica transformadora que aspira a una sociedad más justa e igualitaria, sólo cabe apoyar y promover el libre conocimiento.

Defendemos la democratización de la cultura porque la creación la hacen las colectividades a través de determinados individuos y no al revés, como se suele pensar. Consideramos que el sistema de royalties que sólo beneficia a unos pocos es injusto, tanto para las patentes científicas como para la expresión de la creatividad humana. Por eso creemos que no se trata de que los autores cambien de amos. La cultura libre debe estar inserta en un movimiento colectivo que vaya más allá de las rentas de un tipo u otro de empresario. Son muchos los creadores que se definen como trabajadores de la cultura y aspiran a una remuneración que les permita mantenerse y no a seguir ganando más allá del esfuerzo realizado. El problema no radica en cómo seguir cobrando derechos, sino en la manera de hacer que las contribuciones intelectuales, artísticas o científicas pertenezcan realmente a toda la sociedad y no sólo a quienes tienen el privilegio de explotarlas.

Como en tantas ocasiones es preciso dejar a un lado, siquiera un momento, el etnocentrismo del primer mundo y recordar que para una verdadera disminución de la brecha digital hay condiciones previas: la llegada de la electricidad al domicilio, dinero para comprarse un ordenador, un Estado que te haya enseñado a leer y escribir, y haber comido, y tener un techo y un médico para cuando te pones enfermo. La era digital no podrá lograr eso si no es imbricándose en la lucha de los pueblos.

Tanto como la democratización de la cultura, con más razón cabe defender la democratización de toda la economía. No parece razonable aplicar en este debate el término “democracia” tan superficialmente como se está haciendo. Si la mayoría de los internautas está en contra del cierre de páginas Web que facilitan el intercambio de archivos, una gran mayoría de ciudadanos está a favor de repartir entre todos la riqueza de la que se apropian empresas como el Banco de Santander, Repsol o Telefónica, distribución que sigue la misma lógica de quienes pedimos un conocimiento universal, y que nadie osa plantear por una evidente cuestión de correlación de fuerzas.

Para reivindicar Internet como un derecho, no como un eslogan publicitario, es preciso incluirlo dentro de lo público, como la educación o la sanidad, y no dejarlo en manos de proveedores privados que pueden acabar con la neutralidad de la red al margen de la legislación sólo con aumentar el coste de subir contenidos. Sabemos que en nuestras sociedades entregadas a la privatización es una reivindicación difícil, pero necesaria y un gobierno que realmente represente al pueblo que lo ha elegido debería ser capaz de llevarla a cabo.

En el ámbito de la cultura hay propuestas audaces como la de distribuir el cine español subvencionado bajo licencia copyleft, legislando para que la percepción de ayudas públicas determine la publicación de obras con licencias libres para lograr su máxima difusión. O las que pasan por la nacionalización de la SGAE y demás entidades de gestión para que la retribución a los creadores deje de ser una cuestión privada. Iniciativas como la Carta para la innovación, la creatividad y el acceso al conocimiento, aún insuficientes, apuntan la posibilidad de construcción de reglas distintas. Los intereses que se oponen a ello son poderosos. Pero en este momento la evolución de los medios de reproducción abre una oportunidad para que ningún conglomerado mediático pueda decidir qué productos culturales merecen ser distribuidos y cuáles no. Se trata de entender el P2P como una gran biblioteca común y no como, una vez más, servicios en streaming donde sean las discográficas o las editoriales o las nuevas empresas de la Web quienes decidan qué suena, se lee, se imagina.

Nos preguntamos si el gobierno tiene algún interés, aunque sea mínimo, en investigar nuevos modelos. Ni la lógica de la prohibición, ni tampoco la lógica del cambio de amo. La política de las multinacionales del entretenimiento ha ido dirigida a un solo objetivo: expoliar a la Humanidad de su patrimonio cultural. El cambio en el modo de reproducción de las creaciones podría suponer un avance para todos. Quizá no sea fácil. Pero, por una vez, no es mucho más difícil que prohibir y castigar. Se trata de recuperar la red para todos los seres humanos y no para las grandes empresas que cada día se adueñan de ella un poco más.

Suscriben:

Carlos Martínez, jurista, Pascual Serrano, periodista y escritor, Carlos Sánchez Almeida, abogado, Belén Gopegui, novelista, Santiago Alba, escritor, Ignacio Ramonet, periodista y escritor, Alex de la Nuez, músico, Carlos Fernández Liria, filósofo y escritor, Isaac Rosa, escritor, Mercé Molist, periodista, Constantino Bértolo, editor, Carlo Frabetti, escritor y matemático, Rosa Regás, escritora, Irene Amador, antropóloga, Antonio Arco, músico.

Rebelión

Seguro que ya sabes que el día 4 de este mes, en esa pantomima de parlamento que hemos montado sin darnos cuenta para que unos cuantos burócratas nos jodan nuestros derechos sin control alguno, se va a reunir La delegación del Comité de Conciliación del Parlamento Europeo y lo más probable es que decida sustituir la famosa enmienda 138, que garantizaba que cualquier intromisión en las comunicaciones a través de la red debía ser ordenada por un juez, y no por una autoridad administrativa.

Que la enmienda 138 sea cercenada como quiere la industria del entretenimiento, verdadero lobby detrás de toda esta movida, significa acabar con la neutralidad de la red y que ésta deje de ser lo que ahora conocemos. La pretensión de todos estos grupos no es sólo que una autoridad administrativa pueda decretar la desconexión de un usuario siguiendo la doctrina Hadopi recién instaurada en Francia, sino acabar con la neutralidad en la red y que sean las operadoras de telefonía las que puedan decidir lo que usas o lo que ves.

O en román paladino: un grave atentado contra tus derechos.

La aprobación de lo que se está cociendo en esa comisión será trasladada a los Estados, que serán los que legislen incorporándola a su derecho.

Y a nadie se le puede olvidar que este gobierno ya intentó en la LPI meter con calzador y sin vaselina la figura de la autoridad administrativa. Y que este gobierno está muy interesado en seguir los deseos a pies juntillas de Mr Obama y su vicepresidente, Mr Biden en cuanto a legislar para que las descargas sean consideradas delito.

Y que se sigue negociando con las operadoras para que lleguen a un acuerdo con la industria del entretenimiento para que, en base a un supuesto consenso entre lobos, acabar legislando contra los corderos.

Lo que puedes hacer es simple:

  • un correo electrónico a los diputados que forman la comisión y en especial al trío calavera: Catherine Trautmann, Alejo Vidal-Quadras, Herbert Reul), y luego, los demás:
  • Escribe un post sobre el asunto en tu web. Cuanto más presión haya, mejor.
  • Utiliza tus recursos en las redes sociales para alertar a tus contactos, amigos, etc

Más información en La Quadrature du net.

Como los malos estudiantes, el Paquete Telecom, no ha superado el examen. La presión de la comunidad internauta y la cercanía de las elecciones Europeas ha debido poner sobre aviso a más de un aerodiputado y el Parlamento Europeo, con 407 votos a favor, 57 en contra y 151 abstenciones ha decidido la recuperación del texto original, con la famosa enmienda 138 que dictamina que sólo un juez y no ninguna autoridad competente u órgano tocahuevos, pueda determinar el cierre de una página, o la desconexión de tu proveedor de internet por ejercer tu derecho a una práctica absolutamente legal como es el uso del p2p.

Lo malo de Europa es que el NO nunca es NO y ya se buscarán las artimañas para que un No sea un Sí. Es un vicio muy propio de la construcción de una Europa antidemocrática puesta a los pies del mercado y no al servicio de los ciudadanos.

Pero seguiremos alerta. En Europa y Aquí, que por si no se han enterado, también intentan que pinten bastos, aunque sea a decretazo limpio.

Por cierto… ¿Que ha votado Ignasi Guardians?… Pronto la respuesta.

save_the_net_400Y no, no se trata de una gripe de virus A, sino del virus del control y la estupidez, que debe ser contagioso entre los parlamentarios europeos:

Mañana se vota en el parlamento europeo (con minúsculas, que no se merecen otra cosa), una serie de medidas que van contra la libertad en la red, ahonda en la privatización y en el control de las telecomunicaciones.

Si todavía no has tocado los gobelins a los aerodiputados, estás a tiempo: mañana puede ser tarde. Te pasas por aquí, y rellenas el formulario. A lo mejor alguno hasta sabe abrir el correo electrónico y se da cuenta para que sirve Internet.

Internet tal y como lo conocemos se encuentra en peligro. Las nuevas leyes de la U.E. (el “Paquete de Telecomunicaciones”) que pretenden aprobar el 6 de mayo, permitirán que los proveedores de banda ancha tengan la capacidad legal de limitar el número de páginas web que puedes ver, y de decidir si se te permite o no usar determinados servicios (como las redes p2p, la telefonía IP, Skype o lo que consideren menos rentable). La nueva ley permitirá que los proveedores ofrezcan a la gente paquetes al estilo de los paquetes de TV – con un número limitado de opciones para acceder. Es decir, tu acceso a Internet estará limitado según el “paquete” que hayas contratado, no podrás acceder a todas las páginas, sino sólo a aquellas que constan en tu “paquete”. Además podrán filtrar páginas y contenidos, así como vigilar tus actividades en Internet ¡¡sin garantías judiciales!!

Vamos que si no quieres que en un futuro, al intentar visitar está página, u otra cualquiera, o intentar usar un servicio de los que ahora disfrutas, te salga un mensaje de tu proveedor de internet diciendo algo así como que nanai de la china mandarina, que no tienes acceso porque no les da la gana o porque no pagas lo suficiente, YA-ES-TAS-TAR-DAN-DO.

Y el que avisa es avisador…

¡No dejes que el Parlamento de la U.E. privatice Internet! ¡No habrá vuelta atrás!
¡Actúa ya!¡Mañana será tarde!
PODEMOS HACER PRESIÓN. – LES HEMOS DADO NUESTRO VOTO- ¡DIGÁMOSLES A LOS PARLAMENTARIOS QUE VOTEN EN CONTRA DE UN ACCESO CONDICIONAL A INTERNET

El acceso a Internet no se puede restringir

Todo aquel que tiene una web tiene interés en la defensa del libre uso de Internet… como lo tiene todo aquel que usa Google o Skype… todo aquel que expresa libremente sus opiniones, realiza una investigación de cualquier tipo, ya esté enfocada a la salud, a problemas personales, en el estudio académico… todo aquel que compra por Internet… que se relaciona por Internet…. se socializa por Internet… escucha música… mira vídeos…

Blackouteurope

El próximo día 5 de mayo se vota el Parlamento Europeo un paquete de leyes que pretenden restringir de forma grave nuestras libertades en Internet, donde agencias nacionales administrativas, sin control judicial previo alguno, podrán decidir la restricción de contenidos e incluso la desconexión sin orden judicial.

Estas restricciones afectan a nuestros derechos fundamentales básicos como el derecho a la privacidad, o a las telecomunicaciones, entre otros.

De nuevo, Europa y sus gobiernos se pliegan ante la industria del entretenimiento y sus lobbys.

Hay una herramienta desde Hacktivistas para mandarle un correo electrónico a los diputados, expresándoles lo que estimes oportuno sobre el asunto. Puedes hacerlo desde la web o rellenando el formulario de más abajo, que para eso, yo y mis circunstancias, tenemos voluntad de servicio público.

Rellena el siguiente formulario

Rellenando el siguiente formulario puedes enviar un mensaje a los 54 eurodiputados españoles en relación a la
Carta abierta al Parlamento Europeo. Escríbeles lo que consideres
oportuno pero sé respetuoso, sólo de esta manera nuestras peticiones serán escuchadas.

Nombre:
E-mail:
Asunto:
Mensaje:

Política de Privacidad

xmailer copyleft Isaac Hacksimov 2009, licencia GPLv3, powered by Hacktivistas.net

Hala… Actúa ahora, que mañana será tarde.

Vía Netoratón

Así, a bote pronto…

En unas elecciones donde todo candidato puntocerista se desvive por demostrar la importancia de la red alejándola totalmente de la política e intentando mostrar la cara más amable de los protagonistas estelerares enrollados, las últimas fotos del album tocateloshuevos lerele en el flirk, el último vídeo haciendo el forrest en youtuví o el último pedo tirado por los candidatos en tuiter 0 la cantidad de amiguetes que tienes en feisbuk…

… ¿Visitar casa por casa cientos de miles de hogares para presentarte, no se podría considerar spam? ;-)

¿No echan ustedes de menos la política en épocas de elecciones?, porque oyendo hablar a algunos, a los que el minutaje porcentual permite salir en las televisiones para los que vivimos por debajo del Ebro flipemos, parece que ni está ni se la espera. La política, digo.

Teníamos un plan A,B,C,y D. Todos se fueron al carajo.
Ahora sacamos el plan E y lo más importante de la noticia no es el mensaje sino que ZP se suma al carro del videoblog y su cara inunda los canales de youtube.

Vale. Pero a mi me ha recordado a Que vida más triste, sólo que con menos gracia.

Moscas en la Sopa lo perpetra JavierM, cuya afición a copiar y juntar letras le ha llevado a esto. Acostumbro a llamar las cosas por su nombre por lo que no esperen demasiada diplomacia por aquí.


  • Puedes suscribirte a las entradas a través del feed RSS pinchando en el icono.
  • Si lo prefieres, puedes suscribirte vía e-mail
  • Si prefieres suscribirte por feedburner, más abajo tienes un gif animado. O pinchas y ya está
  • ¿Que es RSS?
  • Ajax CommentLuv Enabled 3e10234ccd2f9a84e4f1e8680c9aac9b